Download La Semiótica. Teorías Del Signo y El Lenguaje en La Historia - Mauricio Beuchot PDF

TitleLa Semiótica. Teorías Del Signo y El Lenguaje en La Historia - Mauricio Beuchot
File Size1.5 MB
Total Pages123
Table of Contents
                            INTRODUCCIÓN
ANTECEDENTES GRIEGOS Y MEDIEVALES DE LA SEMIÓTICA
	Planteamiento
	Antecedentes. Platón y Aristóteles
	Los estoicos
	San Agustín
	Roger Bacon
	Juan Duns Escoto
	Guillermo de Ockham
	Balance
SEMIÓTICA Y FILOSOFÍA DEL LENGUAJE EN TOMÁS DE AQUINO
	Planteamiento
	Semiótica
		El signo en general
		El signo inteligible o formal
		El signo sensible, material o instrumental
		El signo natural y el convencional
	Filosofía del lenguaje
		El concepto o verbo como signo
	Relación de los verbos orales (vocablos o términos) con los mentales
		Tipos de verbo mental
		Modi significandi, significatio y suppositio
	Balance
LA SEMIÓTICA COMBINATORIA Y EL LENGUAJE PERFECTO EN
RAIMUNDO LULIO
	Planteamiento
	Vida
	Obra
	Doctrinas semiótico-lingüísticas
	Influencia
	Balance
SIGNO Y SEMIÓTICA EN EL SIGLO DE ORO ESPAÑOL
	Planteamiento
	Contexto semiótico de la escolástica posmedieval
	Domingo de Soto, O. P.
	Pedro da Fonseca, S. I.
	Domingo Báñez, O. P.
	Francisco de Araújo, O. P.
	Juan Poinsot o Juan de Santo Tomás, O. P.
	Cosme de Lerma, O. P.
	Balance
EL ESTUDIO DEL SIGNO EN EL MÉXICO COLONIAL (SIGLOS XVI-XVIII)
	Planteamiento
	Alonso de la Vera Cruz
	Tomás de Mercado
	Vicente de Aragón
	Balance
LA SEMIÓTICA EN LOCKE, LEIBNIZ, PEIRCE Y MORRIS
	Planteamiento
	Locke
	Leibniz
	Peirce
	Morris
	Balance
FREGE, RUSSELL Y WITTGENSTEIN: LA VISIÓN ANALÍTICA DEL LENGUAJE
	Planteamiento
	Gottolob Frege
	Bertrand Russell
	El proceso de Wittgenstein
	El paso de la primera a la segunda época
	Uso, juegos de lenguaje y formas de vida
	La dimensión pragmática
	Balance
LA LÍNEA ESTRUCTURALISTA: FERDINAND DE SAUSSURE, ROLAND BARTHES, UMBERTO ECO Y JACQUES DERRIDA
	Planteamiento
	Saussure
	Barthes
	Eco
	Derrida
	Balance
BIBLIOGRAFÍA
ÍNDICE ANALÍTICO
ÍNDICE ONOMÁSTICO
ÍNDICE GENERAL
                        
Document Text Contents
Page 2

BREVIARIOS

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

513
LA SEMIÓTICA

2

Page 61

Al preguntársele si el signo tiene relación con la facultad cognoscitiva o con la cosa
significada, responde que lo que él más gustosamente enseñaría sería que sólo tiene
relación con lo significado, pues se refiere a él, y el referir es tener relación con una cosa.
Pero tiene que aceptar que también tiene relación con la facultad, tanto con la facultad
intelectiva como con la sensitiva, ya que los animales irracionales sólo usan signos
sensibles, mientras que los hombres usan las dos clases.

Se cuestiona la división del signo en natural y convencional, pues se dice que alude
más a las causas del signo que al signo mismo, a saber: el natural ha sido instituido por la
propia naturaleza de la cosa y el convencional por la sociedad. Responde que “es la
división de una forma concreta en sus partes de manera concreta; como si dijéramos que
la belleza es: una, natural, y otra, artificial”.30 Y así se acerca a la división de un análogo
en diversos géneros (y no de un género en sus especies). Tanto un signo como el otro
son entes de razón, pero tienen su fundamento en el ente real, por eso constituyen
relaciones reales. En el natural, al ser la naturaleza de la cosa el fundamento, y al ser real
ésta, se trata de un fundamento real. Asimismo, el signo oral y el escrito son de la misma
especie y forma, y sólo difieren en la materia en la que se realizan. En cambio, el término
mental y el término exterior sí difieren en especie. Mas el oral y el escrito no, porque el
diferir en materia sólo cambia de género a las cosas naturales, pero no a las artificiales,
como que un anillo sea de oro o de plata, o una cátedra de madera o de piedra.

Otra objeción va contra el signo instrumental, y dice que en lugar de significar
instrumentalmente parece que significa de manera efectiva, como eficiente principal. Lo
parece porque conduce las especies a los sentidos. Pero Mercado responde distinguiendo:
lo hace en cuanto también es objeto material, no en cuanto signo. Se dice que el mismo
prolador o proferente es signo o significa, de manera eficiente, luego también las voces.
Pues el primero es el agente principal, y las segundas sus instrumentos. Pero —responde
Mercado— no siempre la acción del instrumento pertenece al agente principal, como se
dice que la cítara suena, pero no que el citarista suena.

Se discute también la noción de objeto sólo motivo, ya que al mover se es
terminativo de una noticia. Pero termina únicamente el acto de conocimiento, no la
facultad. Así, es terminativo de la noticia, pero no da a conocer la cosa que se indaga;
por lo cual, en cuanto a ella es sólo motivo, y con eso le basta para no ser propiamente
terminativo.

Se ha dicho que el significar naturalmente es representar lo mismo para todos; pero la
imagen representa naturalmente y, sin embargo, no es lo mismo para todos, pues una
imagen religiosa no significa lo mismo para cristianos y para gentiles. Sin embargo,
responde Mercado, sí significa lo mismo para ellos en cuanto hombres. Y pone el
ejemplo de la imagen de Júpiter, que, indiferentemente de que alguien sea católico o
pagano, le significa algo en cuanto hombre, y a todos lo mismo. Agrega que también se
podría responder que en los signos naturales hay grados,

pues algunos [significan] por instinto de la naturaleza, otros como efectos naturales, por ejemplo el humo, [y]
otros sólo naturalmente, por ejemplo la imagen; sólo a los primeros de los cuales les compete esa definición.

61

Page 62

Ellos comportan positivamente lo mismo para todos, porque a todos les fueron dados como signos por la
naturaleza.31

Se cuestiona también la segunda definición del signo natural, a saber: la que establece
que dicho signo es el que significa por la naturaleza de la cosa, pues la imagen es signo
natural, y, sin embargo, no significa por la naturaleza de la cosa, sino por el beneplácito
del pintor. Pero Mercado responde que la definición significa que la significación viene de
la misma naturaleza del signo, y no del beneplácito. Y vendrá o emanará como la forma a
partir de la materia, aunque la eduzca el eficiente o agente. Así, la significación surge de
la materia del signo, aunque el agente sea humano y la saque por su voluntad. Y se trata
de la materia próxima, no de la remota. Por ejemplo, en la imagen la materia remota es la
madera o la plata, y “la próxima es la misma semejanza y delineación”.32 Y si se
pregunta cómo una relación (la de semejanza) puede fundar otra relación (la de
significación), se responde que ambas pueden fundarse en la figura, que es una cosa
absoluta y no relativa. O también que a veces una relación puede dar fundamento a otra,
sobre todo de segunda intención. Por ese fundamento, los signos naturales no pueden
cambiar de significación, mientras que los vocablos, sin cambiar en sí mismos, cambian
de significación. Pues los signos naturales sólo dependen de la naturaleza, mientras que
los convencionales dependen de la imposición, esto es, del beneplácito. “Así, los signos
naturales tienen materia de la que se hacen, pero los signos convencionales no la tienen, a
no ser en la materia en la que la significación se constituye como teniendo sólo causa
eficiente.”33

Con eso termina Mercado su exposición del signo en cuanto tal y de sus clases, tanto
en las Súmulas como en el Opúsculo de argumentos. Lo que viene en seguida en su
tratamiento es el término, que también tendrá una parte muy interesante en la de las
propiedades de los términos (proprietates terminorum), como la significatio y la
suppositio. Pero ya Mercado ha entregado varios elementos que atañen al signo y la
significación. Lo suficiente para tener una idea exacta y una buena comprensión de ese
signo tan importante que es el signo lingüístico, al que Mercado dedicará abundantes y
profundas disquisiciones.

VICENTE DE ARAGÓN

Que en la enseñanza y cultivo de la filosofía escolástica que tuvo lugar en el México de la
Colonia se dio un puesto importante a la semiótica y la filosofía del lenguaje lo vemos en
el dominico del siglo XVIII Vicente de Aragón, que enseñó filosofía en el colegio de San
Luis, de Puebla, en el trienio 1739-1741. Producto de sus lecciones fue un texto
manuscrito del Curso impartido, en el que se encuentra, en la parte de la lógica, un
capítulo dedicado al signo.34

62

Similer Documents