Download Jugar en Defensa PDF

TitleJugar en Defensa
File Size4.8 MB
Total Pages244
Document Text Contents
Page 2

FÚTBOL:
JUGAR

EN DEFENSA

Jens Bangsbo
Birger Peitersen

EDITORIAL
PAIDOTRIBO

Page 122

Ejercicio 3 (Figura 64)

Terreno de juego: Un área de penalti ampliada y dividida en tres zonas (1-
3). A su vez, la zona 2 es subdividida en tres zonas pe-
queñas.

Jugadores: 8 - 3:3 y dos jugadores comodín, que juegan siempre co-
mo laterales del equipo que se encuentra en posesión del
balón.

Condiciones: Ambos equipos tienen a un jugador en las tres zonas pe-
queñas. Sólo el equipo que está en posesión del balón
puede cambiar de zona (se acepta una intersección de un
metro). Los jugadores comodín han de permanecer en las
zonas 1 y 3. Pueden tocar el balón dos veces como máxi-
mo. En las zonas 1 y 3 no puede descansar el balón.

Variantes: El equipo defensor puede también cambiar de zona.
Descripción: Los jugadores comodín han de lanzar el balón de nuevo

al equipo que lo lanzó. Se obtiene un punto si un jugador
ha conseguido tocar el balón en cada una de las tres zo-
nas pequeñas y si ambos jugadores comodín lo han toca-
do sin que el equipo haya tenido que perder el balón, es
decir, si dos jugadores del equipo contrario, uno tras otro,
lo han tocado.

EL JUEGO EN DEFENSA 121

Fig. 63

Fig. 64

Page 123

3.2 Marcaje al hombre

El principio de marcar al hombre

Durante toda una situación de defensa, un jugador marca a un único jugador del
equipo contrario (véase figura 65).
Existen dos formas de marcar al hombre:
defensa fija al hombre: Cada uno de los jugadores de un equipo marca todo el jue-
go a través de un jugador determinado.
defensa al hombre orientada a la zona: Ante una pérdida del balón, el jugador en
defensa marca al contrario que más cerca se encuentra de él. Este contrario es
marcado hasta que se recupera el balón.

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA122

Fig. 65

Page 243

Lo fascinante en el fútbol son las sorpresas que nos deparan el juego y los jugado-
res. La belleza proviene de las tácticas de equipo y de las acciones individuales. És-
te es el caso de Michael Laudrup en el Mundial de 1998, quien remontó el balón en
el encuentro contra Nigeria y otra vez más –naturalmente sin éxito de gol– en los
inolvidables cuartos de finales contra Brasil–.

En el primer partido contra Francia, Michael Laudrup debía replegarse rápidamen-
te delante de los otros tres centrocampistas cada vez que profundizaba demasiado
en ataque. Esto tuvo como resultado, aunque con una derrota por escasa diferen-
cia, asegurar el pase a los octavos de final y, al mismo tiempo, daba pistas sobre el
esquema de salida contra Nigeria. Tuvo que modificarse la estrategia básica: ha-
bía que evitar las debilidades propias y aprovechar las debilidades del contrario.
El talón de Aquiles del equipo nigeriano era, junto con la defensa, el portero, por lo
que Bo Johansson probó suerte con otra estrategia y decidió jugar con un 4-3-3
(ver figura 110).

FÚTBOL: JUGAR EN DEFENSA242

Page 244

Michaael Laudrup se colocó unos 10 ó 15 metros aproximadamente por delante de
los otros tres centrocampistas y ya no tenía que cumplir la misma tarea defensiva
que en el esquema anterior (4-4-2).
Fue el comienzo hacia un juego más atractivo por parte del equipo danés, al que
siguió otro aún mejor contra Brasil. En el Campeonato Mundial el fútbol danés pa-
só de ser un fútbol aburrido a un fútbol dinamita, lo que, en esencia, hay que agra-
decer a la concepción táctica del ataque que tenía el seleccionador.

CONCLUSIÓN 243

Fig. 110

Similer Documents