Download Hipnosis y Terapia Sexual PDF

TitleHipnosis y Terapia Sexual
File Size2.8 MB
Total Pages215
Table of Contents
                            1: pag 1 BLANCO
2: PAG. 2 BLANCO
3: PORTADILLA
Página 4
5: PORTADA
6: LEGALES
7: LOGO
Página 8
Página 9
Página 10
11: indice
Página 12
Página 13
Página 14
Página 15
Página 16
Página 17
Página 18
Página 19
Página 20
Página 21
Página 22
Página 23
Página 24
Página 25
Página 26
Página 27
Página 28
Página 29
Página 30
Página 31
Página 32
Página 33
Página 34
Página 35
Página 36
Página 37
Página 38
Página 39
Página 40
Página 41
Página 42
Página 43
Página 44
Página 45
Página 46
Página 47
Página 48
Página 49
Página 50
Página 51
Página 52
Página 53
Página 54
Página 55
Página 56
Página 57
Página 58
Página 59
Página 60
Página 61
Página 62
Página 63
Página 64
Página 65
Página 66
Página 67
Página 68
Página 69
Página 70
Página 71
Página 72
Página 73
Página 74
Página 75
Página 76
Página 77
Página 78
Página 79
Página 80
Página 81
Página 82
Página 83
Página 84
Página 85
Página 86
Página 87
Página 88
Página 89
Página 90
Página 91
Página 92
Página 93
Página 94
Página 95
Página 96
Página 97
Página 98
Página 99
Página 100
Página 101
Página 102
Página 103
Página 104
Página 105
Página 106
Página 107
Página 108
Página 109
Página 110
Página 111
Página 112
Página 113
Página 114
Página 115
Página 116
Página 117
Página 118
Página 119
Página 120
Página 121
Página 122
Página 123
Página 124
Página 125
Página 126
Página 127
Página 128
Página 129
Página 130
Página 131
Página 132
Página 133
Página 134
Página 135
Página 136
Página 137
Página 138
Página 139
Página 140
Página 141
Página 142
Página 143
Página 144
Página 145
Página 146
Página 147
Página 148
Página 149
Página 150
Página 151
Página 152
Página 153
Página 154
Página 155
Página 156
Página 157
Página 158
Página 159
Página 160
Página 161
Página 162
Página 163
Página 164
Página 165
Página 166
Página 167
Página 168
Página 169
Página 170
Página 171
Página 172
Página 173
Página 174
Página 175
Página 176
Página 177
Página 178
Página 179
Página 180
Página 181
Página 182
Página 183
Página 184
Página 185
Página 186
Página 187
Página 188
Página 189
Página 190
Página 191
Página 192
Página 193
Página 194
Página 195
Página 196
Página 197
Página 198
Página 199
Página 200
Página 201
Página 202
Página 203
Página 204
Página 205
Página 206
207: EDITORIAL
Página 208
Página 209
Página 210
Página 211
Página 212
Página 213
Página 214
Página 215
Página 216
Página 217
Página 218
Página 219
Página 220
                        
Document Text Contents
Page 2

serie técnicas

hipnosis y terapia sexual

Page 107

Trabajo preliminar

Está claro entonces, que el primer paso clínico debe ser alertar a los
clientes sobre su AHN, esto también en otros tipos de terapia. Se
deben considerar tres áreas: auto-diálogo, imágenes mentales y,
estado de ánimo. En cuanto al auto-diálogo, es muy útil hacer pregun-
tas sencillas como: “¿Qué se dice a usted mismo (o que viene a su
mente) cuando piensa en su problema sexual?”.

Una vez que los clientes se dan cuenta de como se involucran en el
auto-diálogo negativo, el terapeuta puede preguntar sobre las imá-
genes mentales y su visualización: “¿Qué imágenes le vienen a la
mente? ¿Cómo se ve a usted mismo en su mente cuando se dice tal y
cuál cosa?”.

Finalmente el terapeuta se enfoca en el efecto que la AHN tiene en
el estado de ánimo y los sentimientos de la persona. Por esto las
preguntas directas son muy útiles: “¿Qué efecto tiene en su estado de
ánimo su auto-diálogo y visualización negativo?”.

Clínicamente, es recomendable pasar por estos tres pasos recor-
dando que el auto-diálogo y las imágenes negativas aparecen
sobrepuestas y mezcladas.

Algunos clientes no mencionan ninguna afirmación negativa al
principio. Una mujer de 47 años de edad, físicamente atractiva, involu-
crada en asuntos de la comunidad, con muchos amigos, extremada-
mente popular, repetía que era una persona muy optimista. Su proble-
ma sexual, la incapacidad de alcanzar el orgasmo en la relación sexual,
era una de esas cosas desafortunadas que pasan en la vida, no había
nada que pudiera hacer para remediarlo, sólo resignarse. Le pedí que
se relajara un momento, cerrara los ojos y se metiera en una película
mental sexual, como llama Bry (44) al proceso auto-hipnótico.

Mientras lo hacía, se notaba cada vez más tensión en su rostro y
algo que parecía tristeza; su cuerpo se puso menos relajado, su respi-
ración se aceleró ligeramente. Se sentía menos bien. Cuando le animé
a que enunciara su auto-diálogo, surgieron afirmaciones como: “otra
vez la misma frustración “no hay esperanza. La invité a que saliera de
trance antes de hablar sobre las imágenes mentales y su auto-diálogo.
Se sorprendió al reconocer que estaba afectando su estado de ánimo
por su procesamiento negativo inconsciente, siendo que durante 30

112

Page 108

años daba por sentado que tenía que padecer una depresión crónica
leve. Su auto-diálogo positivo enmascaraba la depresión, que a partir
de se momento pudo ser tratada clínicamente.

Una tarea útil a los clientes es que lleven un registro de su
negativismo y de sus experiencias con hipnosis terapéutica hasta la
siguiente sesión.

Hipnosis terapéutica

A continuación los clientes aprenden a intercambiar el auto-diálogo y
las imágenes negativas por alternativas positivas. Se pueden aplicar
diversas técnicas*. Yo normalmente, pido a los clientes que se
imaginen a sí mismos de una manera muy vívida en una escena sexual
en la que todo marcha bien, a manera de caricatura** o como si fueran
el director de la película, sugiero que se tomen el tiempo necesario
para construir esa escena sexual positiva en todo detalle, incluyendo
tantos sentidos internos como sea posible. Los dirijo para que la vivan
en su mente alentándolos a meterse en la imaginación de tipo sexual,
sin decirme cuales son los detalles de esa escena erótica mental.
Sugiero que su cuerpo esté completamente excitado, disfrutando de
estar vivo; que todo contacto es placentero, que estén juguetona-
mente conscientes de cada sonido, olor, sabor y que las emociones
agradables que aparecen ahí crecen.

Un enfoque alternativo, si el cliente tiene dificultades para verse a
sí mismo en una experiencia sexual positiva, es pedirle que imagine a
su símbolo sexual favorito, que casi siempre es un artista durante la
relación sexual. Igual que antes, la escena erótica es construida con
todo detalle. Una vez que tienen éxito con esta escena, es más fácil
regresar a la primera y experimentarse a sí mismos positivamente en
sus mentes.

Quiero enfatizar que la paciencia y la calma son esenciales. A
veces, el terapeuta tiene prisa y la técnica falla. La relajación inicial es
esencial, ya que la mente está normalmente sobrecargada con muchos
estímulos. Se debe recordar también que la primera vez normalmente
toma más tiempo, pero ya que la persona ha aprendido a relajarse, una
sencilla clave como “la próxima vez que se siente aquí puede
permitirse relajarse tanto como hoy, incluso más profundamente, más
rápidamente”, hará la próxima inducción más breve.

113

Page 214

Imprenta Juan Pablos, S.A. de C.V.
Mexicali 39, C.P. 06100

México, D.F.
2000 ejemplares

México, D.F., mayo 1996

Similer Documents