Download Elon Musk: El empresario que anticipa el futuro PDF

TitleElon Musk: El empresario que anticipa el futuro
Author
TagsElon Musk
LanguageEnglish
File Size3.9 MB
Total Pages407
Table of Contents
                            Dedicatoria
1. El mundo de Elon
2. África
3. Canadá
4. La primera empresa
5. El jefe de la Mafia de PayPal
6. Ratones en el espacio
7. Totalmente eléctrico
8. Dolor, sufrimiento y supervivencia
9. Despegue
10. La venganza del automóvil eléctrico
11. La teoría del campo unificado de Elon Musk
Epílogo
Apéndice 1
Apéndice 2
Apéndice 3
Agradecimientos
Fotografías
Notas
Créditos
                        
Document Text Contents
Page 2

Índice
Portada
Dedicatoria
1. El mundo de Elon
2. África
3. Canadá
4. La primera empresa
5. El jefe de la Mafia de PayPal
6. Ratones en el espacio
7. Totalmente eléctrico
8. Dolor, sufrimiento y supervivencia
9. Despegue
10. La venganza del automóvil eléctrico
11. La teoría del campo unificado de Elon Musk
Epílogo
Apéndice 1
Apéndice 2
Apéndice 3
Agradecimientos
Fotografías
Notas
Créditos

Page 203

10

LA VENGANZA
DEL AUTOMÓVIL ELÉCTRICO

Hay tantos anuncios de automóviles y camiones en televisión que es fácil
habituarse y no prestar atención a lo que están mostrando. No importa. Porque
realmente no muestran nada digno de tener en cuenta. Los fabricantes de
automóviles que dedican un mínimo esfuerzo a la publicidad han estado
pregonando durante décadas exactamente lo mismo: un coche un poco más
espacioso, unos cuantos kilómetros más por litro, más manejabilidad o un
portavasos extra. Los que no encuentran nada destacable en absoluto recurren a
mujeres ligeras de ropa, hombres con acento exótico y, si es necesario, ratones
bailarines vestidos de esmoquin para intentar convencer a la gente de que sus
productos son mejores que los del resto. La próxima vez que aparezca un
automóvil en la pantalla de su televisión, haga una pausa y preste atención de
verdad a lo que están diciendo. Cuando se dé cuenta de que la última gran oferta
de Volkswagen en realidad no significa más que «estamos haciendo que la
experiencia de comprar un coche sea ligeramente menos deprimente de lo
habitual», empezará a apreciar lo bajo que ha caído la industria automovilística.

A mediados de 2012, Tesla Motors dejó pasmados a sus pares en la
industria: empezó con el lanzamiento de la berlina Modelo S. Este vehículo de
lujo completamente eléctrico podía recorrer más de 450 kilómetros con una sola
carga. Alcanzaba los 95 kilómetros por hora en 4,2 segundos. Tenía una
capacidad de hasta siete pasajeros si incluía un par opcional de asientos para
niños, colocados en sentido opuesto a la marcha. También tenía dos maleteros: el
estándar y lo que Tesla llamaba «frunk» [ : maletero frontal],
ubicado en el lugar donde habría estado el voluminoso motor de los coches
tradicionales. El Modelo S se impulsaba con un paquete de baterías eléctricas
que forma la base del vehículo y un motor eléctrico del tamaño de una sandía
colocado entre las ruedas traseras. El librarse del motor y el estruendo de la

Page 204

maquinaria significaba, de paso, que el automóvil era completamente silencioso.
El Modelo S superaba a la mayoría de los turismos de lujo en términos de
velocidad punta, kilometraje, manejabilidad y espacio para equipaje.

Y había más detalles, como la frivolidad de que los tiradores de las puertas
se ocultaban alineándose con la superficie del vehículo hasta que el conductor
estaba cerca de su Modelo S. Entonces, los tiradores plateados se desplegaban
hacia fuera, el conductor abría la puerta y entraba, y los tiradores se retractaban
de nuevo, volviendo a alinearse con la superficie. Una vez en el interior, el
conductor descubría una pantalla táctil de diecisiete pulgadas que controlaba la
inmensa mayoría de las funciones del vehículo, desde subir el volumen del
estéreo1 hasta abrir el techo solar, todo con el simple roce de un dedo. Si casi
todos los automóviles tienen un gran salpicadero donde colocar diferentes
pantallas y botones, que a la vez aísla en parte a los ocupantes del ruido del
motor, el Modelo S ofrece espacio en grandes cantidades. Dispone de conexión
permanente a internet, lo que permite al conductor poner música mediante la
pantalla táctil o consultar enormes mapas de Google para orientarse. El
conductor no necesita hacer girar una llave ni pulsar un botón de arranque para
poner en marcha el coche; su peso en el asiento, en combinación con un sensor
en el llavero —que tiene la forma de un Modelo S en miniatura—, es suficiente
para activar el vehículo. Fabricado en aluminio ligero, el coche alcanza la mayor
puntuación de la historia en lo relativo a la seguridad. Y las baterías se pueden
recargar gratuitamente en las estaciones de servicio de Tesla en todas las
carreteras de Estados Unidos (y en el futuro, en todo el mundo).

Tanto para los ingenieros como para las personas con mentalidad ecológica,
el vehículo Modelo S es un paradigma de eficiencia. Los automóviles
tradicionales y los híbridos tienen entre cientos y miles de partes móviles. El
motor funciona a base de explosiones controladas continuas, y ello entre
pistones, cigüeñales, filtros de aceite, alternadores, ventiladores, distribuidores,
válvulas, bobinas, cilindros y muchas otras piezas de maquinaria necesaria para
realizar su trabajo. El impulso producido por el motor debe entonces transmitirse
para hacer que giren las ruedas, a través de embragues, marchas y árboles de
transmisión, y, finalmente, los sistemas de escape tienen que manejar los
productos de desecho. Los automóviles acaban teniendo entre el 10 y el 20 % de
eficiencia en la conversión de gasolina en propulsión. La mayor parte de la
energía (se estima que alrededor de un 70 %) se pierde en forma de calor dentro
del motor, y el resto se gasta en vencer la resistencia del aire, en el frenado y en
otras funciones mecánicas. Por contraste, el Modelo S tiene alrededor de una

Page 406

Elon Musk

Elon Musk

http://www.edicionespeninsula.com

Similer Documents