Download Elaboraciones Lacanianas Sobre La Neurosis [Fabián Schejtman] PDF

TitleElaboraciones Lacanianas Sobre La Neurosis [Fabián Schejtman]
File Size22.2 MB
Total Pages225
Document Text Contents
Page 2

Fabíán Schejtman
Roberto Mazzuca
Claudia Godoy
Santiago Mazzuca
Helene Deutsch
Leonardo Leibson
Gloria Aksman
Alejandra Eidelberg

Buenos Aires, 201.2

Page 112

222 FABIÁN SCHEJTMAN (COMP.)

papel importante en sus fantasías mucho antes de la experiencia
con su hermano. Su madre solía prestar particular atención al
gallinero y el niño compartía alegremente estas actividades, se
emocionaba con cada nuevo huevo que las gallinas ponían y se
interesaba particularmente por la forma en que su madre palpa-
ba a las gallinas para ver si ya estaban por poner. Le encantaba
ser tocado por su madre y, mientras lo bañaba, le preguntaba en
broma si ella lo iba a palpar con su dedo para ver si él estaba por
poner un huevo. Al comienzo este placer al ser tocado estaba
relacionado con los genitales, pero gradualmente -quizás en
conexión con lo que sucede con las gallinas- esas sensaciones se
desplazaron hacia atrás. Manipulaba su ano con los dedos, rete-
nía las heces o ponía huevos fecales bien formados en cada
esquina de la habitación; quedando muy sorprendido de que su
madre no recibiera este regalo de amor con el mismo placer con
que lo hacía en el caso de las gallinas. tenía un doble rol en
estos juegos: por un lado era la madre, tocando manipulando
con su dedo, por el otro era la siendo y poniendo
huevos. Este juego anal había permanecido oculto por la amne-
sia y sólo se hizo conciente en el curso del análisis.

Esto fue seguido por una fase donde la influencia de su
ambiente educativo pareció haber tenido éxito. El niflo abando··
nó éstos hábitos se convirtió en alguien extrema-
damente y daba la de haber renunciado a sus

anales. Comenzó a onanísticamente con sus geni-
lo que podía llevar a concluir que exitosa-

mente de la anal a la Sin el análisis mos-
tró el onanismo solo un intento por obtener sensa··
dones anales de otra forma. En sus

de tal manera las cosas, en
su dedo desde el pene contra el desde

obteniendo así sensaciones anales. Sus fantasías conti-
nuaron centrándose en la.«""'""·'

dotada de un pene: allí su
maternos, tal cual como dedo
en la fantasía anterior. Si bien es cierto que en esta su acti-
tud anal elección heterosexual. Fue

de vira~

ELABORACIONES LACANIANAS SOBRE !.A NEUROSIS 223

con el hermano activó
mente su homosexual El análisis reveló

en sus del salto
n

9
"'''""'

1
"" se había identificado con la

que la razón de su violento rechazo al acto del herma-
del y la era el rechazo conciente del

inconscientemente deseado. La escena con el herma··
él el acto sexual entre el y la esto

y y el "No seré una , sin
decir "Rechazo mi deseo homosexual

análisis reveló que la fobia a las sólo fuE:~ un desarrollo
de esta tendencia al

otro
hermano. En el análisis el
alrededor

en esa

risa incontrolables.
de de

Si bien el no relacionó esta ov•·º''·'",
sensibilidad con la escena dd el del análisis

establecer esa conexión. En esa ocasión
hermano lo había detrás alrededor esa área del

a la zona abrazo que
satisfacción de los deseos libidinales ·

Satisfacción que, a su vez, un rechazo violen·
to de las tendencias la risa no sólo era una expre-·
sión de o el recuerdo del de
esa . . sino también una risa que se había transforma···
do en dolor por el una ya rechazada y un tanto
melancólica.

Hasta donde nuestro

Page 113

224 FABIÁN SCHEJTMAN (COMP.)

una repetición de su entrega pasiva, efecto del fracaso de la
defensa. Sabemos que en la relación con su madre experimentó
intensas sensaciones de placer al ser tocado por ella. Placer que,
en alguien cuyo erotismo cutáneo estaba tan desarrollado, se
extendió a otras partes del cuerpo que habían estado bajo el cui-
dado de la madre en el proceso de limpieza: debajo del mentón,
las axilas y los talones. En el caso de nuestro paciente esta sensi-
bilidad al ser tocado fue desplazada, probablemente, desde esas
partes del cuerpo hasta aquella zona que funcionó como el des-
tino de su libido; libido que pasó de la madre al hermano.

Tengo la impresión de que esta forma de excitabilidad cutá-
nea con las intensas y peculiares reacciones afectivas que se
desarrollaron en nuestro paciente, tiene el mismo origen en
todas las formas de sensibilidad a las cosquillas. En realidad es
un hecho llamativo que las zonas más sensibles a las cosquillas
sean aquellas que estuvieron especialmente implicadas en el
proceso de limpieza durante la infancia. Parece que estas zonas
permanecen sujetas a recuerdos placenteros y posteriormente
reprimidos; recuerdos de las experiencias infantiles del erotismo
cutáneo. Así la sensibilidad a las cosquillas es, al mismo tiempo,
la reactivación del placer y su rechazo.

Volvamos a nuestro paciente. La escena con el hermano sig-
nificó para él una seducción homosexual, experiencia para la
cual ya estaba preparado en sus fantasías inconscientes. Su resis-

representada en el rechazo de la satisfacción de su deseo,
es decir en el rechazo a su homosexualidad se manifestó
en la fobia a las gallinas.

A fin de más detalladamente este proceso, recor-
daremos dos historiales clásicos de fobias animales: la fobia a los
caballos de "Juanito" y la fobia a los lobos de la 11Historia de una
neurosis infantil"

había

ELABORACIONES LACANTANAS SOBHE LA NEUROSIS 225

gro i~,terno al mundo exterior. En su caso el peligro yacía en la
relac10n pasiva con el (contenida en el

. de ser comido por el y fue "'"'''IJ"~··
zado sobre un animal. Si bien en caso del
el proceso fue más

de un asunto de
dice

una .,.., ..... ~~r·~,,

ciente que De manera que para ser amado
como la madre lo era, tenía que sacrificar sus
nos.

sucede con la
Tal como y el de los
interno al mundo exterior. Sin

van al mismo que en el caso de
los la castración.

Page 224

446 FABIÁN SCHEJTMAN (COMP.)

te a los goces más o menos autistas que saltean el lazo con el
otro, eluden el encuentro de los cuerpos y prescinden de la dife-
rencia sexual. .. gracias al pronto auxilio del gadget. El que queda
es, en efecto, el amor del gadget, del objeto producido por la tec··
nociencia. No el amor por el gadget: ¡es el gadget mismo el que nos
ama ... y nos consume!: la "tele", que nos ama tanto ... corno nos
mira. Como ya advertía Julio Cortázar: "No te regalan un reloj,
tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj"
(CORTÁZAR 1962, 28).

De este modo, en nuestro tiempo, es el gadget el que viene
"entre el hombre y la mujer" -·la referencia ahora es Antoine

Entre el hombre y la mujer, en efecto, no está el
amor ... sino el televisor, la notebook, el celular, la 4 x 4. que
preguntarse incluso, finalmente, si resta todavía algún espacio
para ese "entre" ·-·que es el que la castración introduce cuando
algo se juega seriamente entre un hombre y una mujer (ej. LACAN
197:?.a, 6-1-7:?.h o es que el gadget consiguió, por fin, saturarlo, col-
mar ese

Una excepción que consienta el no-todo

Así las cosas, si la época en términos de
del y rechazo la castración y del amor, resta

por el lugar que ello deja el analista en
tanto que "intérprete en la de los lenguajes". que
acaso le tocará, como horizonte la "salida del discurso

orden de de la excepción, jus-
fuern de juego este discurso? pero

de modo brutal
más que consistente, ésta ya es

los racismos y de moda. La vía
hallarse

11 Lacan vuelve ocasiones, en su cnseftanza, sobre ciertos
versos de Antoine Tudal (París en el año 2000): "Entre el hombre y la

/Está el amor/ Entre el hombre y el amor/ un mundo
/ Entre el hombre y el mundo / un muro". Esta es la versión
que del poema nos en "El saber del
LACAN J972a, 6-J-72); otra,

"Punción y campo
LACAN l953, 278).

la

no acaso de este
de la que se sostiene en

como tal'?

de los vínculos
2005.

· En Historias de

Page 225

448 PABIÁN SCHEJTMAN (COMP.)

LACAN, J. (1953): "Función y campo de la y del lenguaje en
coanálisis". En Escritos, 1, Siglo XXI, México, 1984.

IACAN, J. (1956-57): El Seminario, Libro 4, La relación de objeto, Paidós,
U<Ul.XJVHa, 1994.

0

LACAN, J. (1957-58): El Seminario, Libro 5, Las formaciones del inconsciente,
Paidós, 1999.

LACAN, J. (1960): "Ideas directivas para un congreso sobre la sexualidad
femenina". En Escritos 2, Siglo XXI, México, 1984.

LACAN, J. (1962-63): El Seminario, Libro W, La angustia, Buenos
Aires, 2006.

LACAN, J. (1969-70): El Seminario, Libro 17, El reverso del psicoanálisis,
~~··-~~-·~"~! 1992.

LACAN, J. (1970): "Radiofonía". En Psicoanálisis. Radiofonía y televisión,
1980.

LACAN, J. (1972a): "El saber del psicoanalista". Inédito.
LACAN, J. (1972b): "Del discurso psicoanalítico". En (la obra bilingüe:)

Lacan in Italia 1953-1978. En Italie Lacan, La Salamandrn, Milán, 1978.
LACAN, J. (1972c): "El atolondradicho", en Escansión, l, Buenos Aires,

1984.
LACAN, J. (1972-73): El Seminario, Libro 20, Aun, 198'1.
LACAN, J. (1973): "Televisión". En Psicoanálisis. Radiofonía y televisión,

op. cit.
LACAN, J. (1974-75): Seminario 22, RSI, inédito.
LACAN, J. (1975): "Clausura de las de carteles de la E.F.P.", iné-

dito.
MALEVAL, J.·C. (1996): "Una norteamericana. El síndrome de

extraterrestre". En y otros, Los de la
clínica psicoanalítica, Paidós, Buenos 1999.

MILLER, J.-A. (1996-97): El Otro que no existe y sus comités de
l3uenos Aires, 2005.

RECALCATI, M. (2001): "Les deux riens de /'anorexie". En La
ne, 5/2001, 48. Trad. cast.: "Las dos nadas de la anorexia". En Clínica
del vacío: anorexias, dependencias, 2003.

SCHEJTMAN, F. (2002):
El 11su:nar.w11.,:1.~

Buenos Aires, 2007.
SCHEJTMAN, (2007): "La

Psicoanálisis y
de La Facultad de

Similer Documents