Download El hombre y la muerte - Edgar Morin.pdf PDF

TitleEl hombre y la muerte - Edgar Morin.pdf
Tags Reality Homo Sapiens Anthropology
File Size10.7 MB
Total Pages351
Document Text Contents
Page 1

Edgar Morin
EL HOMBRE

Y LA MUERTE

— i--------

K
a iros 4a Edición

www.FreeLibros.me

Page 2

EDGAR MORIN

EL HOMBRE Y

LA MUERTE

editorial l^airós
R "

Numancia, 117-121
08029 Barcelona

www.FreeLibros.me

Page 175

animales al mismo tiempo que son hombres, en. la medida
en que su forma animal refleja con más vigor que la for­
ma humana las fuerzas que encaman; así el toro Mithra,
símbolo concreto de la fecundidad viril, la pantera Kali, sím­
bolo de la terrible fuerza destructora y creadora de la ma-
dre-naturaleza, etc.

El gran ascenso de los dioses a. la realeza cósmica está
relacionado en parte con el gran ascenso de la angustia de
la muerte. Cuanto más densa, rica, «propietaria» se hace la
vida de los hombres, más violentos son el choque y la regre­
sión infantil que sienten ante la muerte, más inquieta es la
creencia en la supervivencia, más poderoso aparece el dios,
padre omnipotente, y más ardiente es la oración sumisa que
le exige la inmortalidad.

El hombre y la muerte

El alma y él doble

A la promoción de los dioses corresponde la desvaloriza­
ción de los «dobles». Ante los dioses inmortales y radiantes,
el hombre considerará, a la luz de un día cada vez más gris,
su existencia, post-mortal de doble, pobre sucedáneo de vida
a la que empieza a roer la nada.

Pero la decadencia de los dobles obedece a causas mu­
cho más amplias que el ascenso de los dioses. Se inscribe en.
el movimiento general de las civilizaciones que se urbanizan.
Constituye un momento capital del progreso de la concien­
cia de sí. El alma suplantará lentamente a un doble cada vez
más y más extemo, extraño.

La idea de alma estaba quizá en germen en la concepción
primitiva de muerte-renacimiento, en la que, cuando el in­
dividuo al renacer cambia de cuerpo tomando forma de ani­
mal o de ser humano otra vez, hay algo, la esencia de él mis­
mo, que permanece a través de la metamorfosis. Pero, en la
conciencia arcaica, la esencia del yo, inalterable a través de la
vida y el nuevo nacimiento, no ha sido en absoluto concep-
tualizada, definida, aprehendida: no hay más que la eviden­
cia de la muerte-renacimiento.

El alma, ya en germen en la muerte-renacimiento, está
igualmente en germen en algunas concepciones del doble en

192

www.FreeLibros.me

Page 176

Las cristalizaciones históricas de la muerte

las que éste, de esencia aérea, es representado por el últi­
mo aliento, que emprende el vuelo con la muferte. Efectiva­
mente, la concepción «pneumática» del alma nos muestra que
ésta podrá conservar largo tiempo ciertos atributos del doble.
Y al mismo tiempo nos hace ver la filiación que va del doble
al alma, según un movimiento de reintegración del doble en
el interior del individuo. El alma es el doble interiorizado.

Dudamos que esta interiorización se haya hecho de una
sola vez. El alma, en realidad conservará durante mucho tiem­
po una cierta materialidad. Su sede estará localizada en el
diafragma, o en el corazón, o en la cabeza, porque justa­
mente, como dice Zenon, «el alma es un cuerpo y persiste
tras la muerte». El «ruach» hebreo, como el «pneuma» grie­
go, son verdaderos cuerpos. Los primeros filósofos intenta-

' ron siempre determinar la materia de que se componía
el alma: aire, fuego, etc.

Pero el carácter nuevo, propio, íntimo del alma aparecía
ya como tal: el ánima, principio de vida e identidad sub­
jetiva.

Si bien se pueden encontrar concepciones muy próximas
del alma entre ciertos pueblos arcaicos que insisten en las lo­
calizaciones internas del doble, si ciertamente, existen res­
tos del doble arcaico en las civilizaciones históricas, el alma

' corresponde en general a una etapa nueva de la individuali­
dad que, progresando en la conciencia de sí misma, inte­
rioriza su propia dualidad, según el movimiento antropo­
lógico que hemos definido, y acentúa cada vez más su propia
intimidad subjetiva (3).

Efectivamente, el alma se reconocerá en el corazón y a
partir del impulso subjetivo absoluto, el éxtasis. Éxtasis co­
lectivo: las frenéticas y agotadoras danzas de los cultos bár­
baros, introducidos en el seno de sociedades evolucionadas,
como el culto a Dionisos en Grecia, permitirán al alma des-

(3) Y , correlativamente el «super yo» se interioriza, se convierte en «la voz de-
la conciencia», con los progresos de la moral que reemplaza al tabú. El «d io »,
entonces, también se interioriza. Sobre todos los planos, pues, el diálogo entre el
alter ego y el ego se hace mis íntimo, el individuo se siente cada vez más sujeto.
Y , mientras el dios es un doble exteriorizado, objetivado, que finalmente se
separa del hombre, el alma es el doble interiorizado, subjetivizado, que se reinte­
gra a él. Encontramos en ello nuestra dialéctica fundamental de lo objetivo y la
subjetivo.

193

www.FreeLibros.me

Page 350

SUMARIO

Prólogo a la segunda edición francesa............... 9
P refac io ............................................................... 17

INTRODUCCION GENERAL . . ..............................19
1. En las fronteras de la no man’s land............... 21
2. Muerte en común y muerte solitaria...............39
3. El individuo, la especie y la muerte............... 57
4. La paradoja de la muerte...............................67
5. Los fundamentos antropológicos de la paradoja . 85
6. La muerte y el ú t i l .......................................95

1. LAS PRIMERAS CONCEPCIONES DE LA MUER­
TE ........................................................................ 111
1. La muerte renacimiento y la muerte maternal . 113
2. El doble (fantasmas, espíritus...; o el contenido

individualizado de la muerte ............................ 139
3. El ocultismo, la estética. Prolongaciones y resur­

gimientos de las concepciones primitivas de la
m uerte ........................................................... 165

2. LAS CRISTALIZACIONES HISTORICAS DE LA
MUERTE ........................................................... 185
1. La rueda de la historia. Las muertes nuevas . . 187
2. La salvación...............................................209
3. La muerte cósmica. Brahmán y Nirvana . . . . 235
4. La muerte es menos que nada...................257
5. La muerte y la cultura.............................. 273

www.FreeLibros.me

Page 351

Morin ha realizado en esta obra uno de
los objetivos científicos más brillantes: de­
vo lverle al hombre su unidad, acabar con
todas las barreras que separan al «hom bre-
cultura» de la «vida-naturaleza», y a ésta,
de la «fís ica -qu ím ica ».

La muerte introduce la ruptura más ra­
dical y defin itiva entre el hombre y el ani­
mal. Se puede decir que el hombre es hom­
bre desde que entierra a sus muertos, siendo
en ese momento cuando comienzan las cre­
encias religiosas: el otro mundo. La magia,
la brujería, el espiritism o, los chamanes,
las creencias en la otra vida, en la resurrec­

ción, en la inmortalidad, nacen del intento humano de resolver el proble­
ma de la muerte.

Las ciencias del hombre han soslayado sistemáticamente la cuestión.
Con una agilidad sorprendente Morin aborda, partiendo de la biología, la
problemática antropológica de la muerte, las concepciones que de ella
tuvo el hombre prim itivo, sus cristalizaciones históricas y esta contem­
poránea «cris is de la m uerte», que relaciona con la crisis de la ind ivi­
dualidad; es decir, mediante un sistema abierto, interdisciplinario, se
ocupa de las cuestiones antropológicas, históricas, sociológicas, psicoló­
gicas, filosóficas y políticas.

Edgar Morin es reconocido, mundialmente, como uno de los pocos in­
telectuales que hoy se atreven a construir una gran síntesis. Sus libros son
de lectura cada vez más imprescindible para todo aquel que quiera en­
tender « lo s signos de los tiem pos». Entre ellos destacan: E l p a r a d ig m a
p e r d id o , T ie r r a -P a tr ia , A u to c r í t i c a , P a r a s a l ir d e l s ig lo XX (todos publi­
cados por Editorial Kairós) y la serie E l m é to d o . Nacido en París, en
1921, Edgar M orin es actualmente director de investigaciones del fam o­
so C .N .R .S. de Francia.

ISBN S4-724S-3LS-4

Colección Ensayo
Editorial Kairós 9 788472 453159

9788472453159

www.FreeLibros.me

Similer Documents