Download cTF-003 3-La Virgen Maria (Ama y defiende tu fe).pdf PDF

TitlecTF-003 3-La Virgen Maria (Ama y defiende tu fe).pdf
TagsJesus Christ (Title) Monotheistic Religions Mary Mother Of Jesus
File Size228.7 KB
Total Pages2
Document Text Contents
Page 1

AMA Y DEFIENDE TU FE

DIALOGO CON LOS PROTESTANTES -

"Todos los hombres están obligados a
buscar la verdad, sobre todo en lo que se
refiere a Dios y a su Iglesia y, una vez co-
nocida, a abrazarla y practicarla” (Catecis-
mo de la Iglesia Católica núm. 2104)

"Ayer como hoy, Jesucristo es el mis-
mo y lo será siempre. No se dejen sedu-
cir por doctrinas vanas y extrañas." (San
Pablo a los Hebreos 13, 8-9)

No pretendemos con este escrito ata-

car a los “Hermanos Separados” o Pro-

testantes, ni faltar el respeto a nadie.

Toda persona humana merece nuestro

respeto y es digna que la amemos como

Cristo nos ama a nosotros.

En este texto denunciamos los erro-

res, pero no atacamos a la persona. Al

error hay que llamarlo error. A la persona

que vive en el error o en la ignorancia de

la fe, la tratamos con amor, prudencia y

paciencia, convencidos de que si tiene

disposiciones rectas encontrará a Jesu-

cristo, el Camino, la Verdad y la Vida.
Pbro. Pablo Arce Gargollo - Pbro. Luis René Lozano

DEL CATECISMO DE

LA IGLESIA CATÓLICA
( Los subtítulos son nuestros )

fue concebido «absque semine ex Spiritu Sancto»

(Cc. Letrán, año 649; DS 503), esto es, sin elemen-

to humano, por obra del Espíritu Santo.

497. Los relatos evangélicos (cf Mt 1,18-25;

Lc 1, 26-38) presentan la concepción virginal como

una obra divina que sobrepasa toda comprensión y

toda posibilidad humanas (cf Lc 1, 34): «Lo concebi-

do en ella viene del Espíritu Santo», dice el ángel a

José a propósito de María, su desposada (Mt 1, 20).

La Iglesia ve en ello el cumplimiento de la promesa

divina hecha por el profeta Isaías: «He aquí que la

virgen concebirá y dará a luz un hijo» (Is 7, 14 según

la traducción griega de Mt 1, 23).

LOS SUPUESTOS

“HERMANOS” DE JESÚS

500. (…) Se objeta a veces que la Escritura men-

ciona unos hermanos y hermanas de Jesús (cf Mc 3,

31-55; 6, 3; 1 Co 9, 5; Ga 1, 19). La Iglesia siempre

ha entendido estos pasajes como no referidos a otros

hijos de la Virgen María, en efecto, Santiago y José

«hermanos de Jesús» (Mt 13, 55) son los hijos de una

María discípula de Cristo (cf Mt 27, 56) que se desig-

na de manera significativa como «la otra María» (Mt

28, l). Se trata de parientes próximos de Jesús, se-

gún una expresión conocida del Antiguo Testamento

(cf Gn 13, 8; 14, 16; 29, 15).

EL CULTO A MARÍA

NO ES DE ADORACIÓN

971. «Todas las generaciones me llamarán bien-

aventurada» (Lc 1, 48): «La piedad de la Iglesia hacia

la Santísima Virgen es un elemento intrínseco del cul-

to cristiano» (MC 56). La Santísima Virgen «es honra-

da con razón por la Iglesia con un culto especial. Y, en

efecto, desde los tiempos más antiguos, se venera a

la Santísima Virgen con el título de ‘Madre de Dios’,

bajo cuya protección se acogen los fieles suplicantes

en todos sus peligros y necesidades... Este culto...

aunque del todo singular, es esencialmente diferente

del culto de adoración que se da al Verbo encarnado,

lo mismo que al Padre y al Espíritu Santo, pero lo

favorece muy poderosamente» (LG 66); encuentra su

expresión en las fiestas litúrgicas dedicadas a la Ma-

dre de Dios (cf SC 103) y en la oración mariana, como

el Santo Rosario, «síntesis de todo el Evangelio» (cf

Pablo VI, MC 42).
TF-003

MARÍA ES VERDADERAMENTE

MADRE DE DIOS

495. Llamada en los evangelios «la Madre de

Jesús» (Jn 2, 1; 19, 25; cf Mt 13, 55), María es

aclamada bajo el impulso del Espíritu como «la ma-

dre de mi Señor» desde antes del nacimiento de su

hijo (cf Lc 1, 43). En efecto, aquel que ella concibió

como hombre, por obra del Espíritu Santo, y que se

ha hecho verdaderamente su Hijo según la carne,

no es otro que el Hijo eterno del Padre, la segunda

persona de la Santísima Trinidad. La Iglesia confie-

sa que María es verdaderamente Madre de Dios

[«Theotokos»] (cf DS 251).

MARÍA ES LA LLENA DE GRACIA

490. Para ser la Madre del Salvador, María fue

«dotada por Dios con dones a la medida de una mi-

sión tan importante» (LG 56). El ángel Gabriel en el

momento de la anunciación la saluda como «llena

de gracia» (Lc 1, 28).

LA INMACULADA CONCEPCIÓN

491. A lo largo de los siglos, la Iglesia ha to-

mado conciencia de que María «llena de gracia» por

Dios (Lc 1, 28) había sido redimida desde su con-

cepción. Es lo que confiesa el dogma de la Inmacu-

lada Concepción, proclamado en 1854 por el Papa

Pío IX: ...la bienaventurada Virgen María fue preser-

vada inmune de toda mancha de pecado original en

el primer instante de su concepción por singular gra-

cia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a

los méritos de Jesucristo Salvador del género hu-

mano (DS 2803).

JESÚS FUE CONCEBIDO EN EL SENO

DE LA VIRGEN MARÍA ÚNICAMENTE

POR EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO

496. Desde las primeras formulaciones de la

fe (cf DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús

fue concebido en el seno de la Virgen María única-

mente por el poder del Espíritu Santo, afirmando

también el aspecto corporal de este suceso: Jesús

LA SANTISIMA VIRGEN MARIA

3

el que busca
Portal católico

encuentra.com

Similer Documents