Download 01 Us Doppler General Marban Bueno PDF

Title01 Us Doppler General Marban Bueno
TagsKidney Angiography Vein Medical Ultrasound Aorta
File Size6.6 MB
Total Pages10
Table of Contents
                            1
2
	MARBAN_Zwiebel210x280_Interior_5
	MARBAN_Zwiebel210x280_Interior_6
	MARBAN_Zwiebel210x280_Interior_144
	MARBAN_Zwiebel210x280_Interior_145
	MARBAN_Zwiebel210x280_Interior_366
	MARBAN_Zwiebel210x280_Interior_367
	MARBAN_Zwiebel210x280_Interior_480
	MARBAN_Zwiebel210x280_Interior_481
3
                        
Document Text Contents
Page 1

0162497884719


ISBN 978-84-7101-624-9

MARBÁN

William J. Zwiebel
John S. Pellerito

Arteria
celíaca

AMS

Ao

Doppler
GENERAL

Zwiebel’s

21
Formato

Originalmente publicado como
Introduction to vascular
ultrasonography. Traducido del
inglés según contrato con
Elsevier.

MARBÁN

Zwiebel
Pellerito

D
o
p
p
le

r
G

E
N

E
R

A
L

MARBÁN

D
o
p
p
le

r
Z

w
ie

b
e
l’
s
G

E
N

E
R

A
L

Doppler
GENERAL

Zwiebel’s

F
u

n
d

a
m

e
n

to
s

1 Consideraciones hemodinámicas
en la enfermedad vascular periférica
y cerebrovascular

2 Física e instrumentación
en la ecografía Doppler y en modo B

3 Conceptos básicos del análisis del espectro
de frecuencias del Doppler y obtención
de imágenes de flujo sanguíneo
con ultrasonidos

4 Medios de contraste en la ecografía arterial

5 Ecografía en el tratamiento
de la enfermedad cerebrovascular

6 Anatomía cerebrovascular normal
y vías colaterales

7 Hallazgos normales y aspectos técnicos
de la ecografía carotídea

8 Ecografía de la placa carotídea

9 Ecografía de la estenosis carotídea

10 Oclusión carotídea, enfermedad carotídea
infrecuente y casos carotídeos difíciles

11 Ecografía de las arterias vertebrales

12 Ecografía de las arterias intracraneales

V
a

s
o

s
c

e
re

b
ra

le
s

13 Técnicas no invasivas en el tratamiento
de la enfermedad arterial de las extremidades

14 Anatomía arterial de las extremidades

15 Pruebas fisiológicas sin imagen
para la valoración de la enfermedad arterial
oclusiva del miembro inferior

16 Evaluación de la enfermedad oclusiva arterial
en la extremidad superior

17 Ecografía de los accesos vasculares
para hemodiálisis

18 Ecografía de las arterias de la extremidad inferior

19 Ecografía en las intervenciones periféricas

20 Ecografía en el diagnóstico
y tratamiento de las urgencias arteriales

A
rt

e
ri

a
s
d

e
l

a
s
e

x
tr

e
m

id
a

d
e

s

21 Ecografía en el tratamiento
de las enfermedades venosas
de las extremidades

22 Anatomía de las venas de las extremidades:
terminología y características
ecográficas de las venas normales

23 Técnica para la evaluación ecográfica
de las venas de las extremidades

24 Diagnóstico ecográfico
de la trombosis venosa

25 Puntos polémicos en la ecografía venosa

26 Ecografía de la insuficiencia venosa

27 Enfermedades no vasculares detectadas
durante la ecografía venosa

V
e

n
a

s
d

e
l

a
s
e

x
tr

e
m

id
a

d
e

s

28 Anatomía y características normales
de la ecografía Doppler
de los vasos del abdomen

29 Ecografía de la aorta, de las arterias ilíacas
y de la vena cava inferior

30 Ecografía tras la reparación endovascular
de un aneurisma aórtico

31 Ecografía de las arterias esplácnicas
(mesentéricas)

32 Ecografía de la vasculatura hepática

33 Ecografía de los vasos renales originales
y de los aloinjertos renales

34 Ecografía dúplex del útero y los ovarios

35 Ecografía dúplex de los genitales masculinos

A
b

d
o

m
e

n
y

p
e

lv
is

Cubierta Zwiebel rústica 27/5/08 17:54 Página 1

Page 2

SECCIÓN I
Fundamentos

Capítulo 1
Consideraciones hemodinámicas

en la enfermedad vascular periférica
y cerebrovascular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

Stefan A. Carter, MD, MSc, FRCP

Capítulo 2
Física e instrumentación

en la ecografía Doppler y en modo B . . . . . . . . . . 17
James A. Zagzebski, PhD

Capítulo 3
Conceptos básicos

del análisis del espectro
de frecuencias del Doppler
y obtención de imágenes de flujo sanguíneo
con ultrasonidos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59

William J. Zwiebel, MD y John S. Pellerito, MD

Capítulo 4
Medios de contraste en la ecografía arterial . . . . 87

Laurence Needleman, MD

SECCIÓN II
Vasos cerebrales

Capítulo 5
Ecografía en el tratamiento

de la enfermedad cerebrovascular . . . . . . . . . . . . 101
Andrei V. Alexandrov, MD, RVT

Capítulo 6
Anatomía cerebrovascular normal

y vías colaterales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
Edward B. Diethrich, MD

Capítulo 7
Hallazgos normales y aspectos técnicos

de la ecografía carotídea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129
William J. Zwiebel, MD

Capítulo 8
Ecografía de la placa carotídea . . . . . . . . . . . . . . . . 141

William J. Zwiebel, MD

Capítulo 9
Ecográfica de la estenosis carotídea . . . . . . . . . . 153

Erica L. Mitchell, MD y Gregory L. Moneta, MD

Capítulo 10
Oclusión carotídea,

enfermedad carotídea infrecuente
y casos carotídeos difíciles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171

William J. Zwiebel, MD y John S. Pellerito, MD

Capítulo 11
Ecografía de las arterias vertebrales . . . . . . . . . . 191

Phillip J. Bendick, PhD

Capítulo 12
Ecografía de las arterias intracraneales . . . . . . . 201

Darius G. Nabavi, MD, Shirley M. Otis, MD
y E. Bernd Ringelstein, MD

SECCIÓN III
Arterias de las extremidades

Capítulo 13
Técnicas no invasivas

en el tratamiento de la enfermedad
arterial de las extremidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 225

J. Dennis Baker, MD

Capítulo 14
Anatomía arterial de las extremidades . . . . . . . . 233

Gregory M. Keck, MD y William J. Zwiebel, MD

Page 3

vi

Capítulo 17
Ecografía de los accesos vasculares

para hemodiálisis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 289
Michelle L. Robbin, MD, MS y Mark E. Lockhart, MD, PhD

Capítulo 18
Ecografía de las arterias

de la extremidad inferior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 305
R. Eugene Zierler, MD

Capítulo 19
Ecografía en las intervenciones periféricas . . . . 319

Dennis F. Bandyk, MD

Capítulo 20
Ecografía en el diagnóstico

y tratamiento de las urgencias arteriales . . . . . 339
Brian J. Burke, MD, RVT y Steven G. Friedman, MD

SECCIÓN IV

Venas de las extremidades

Capítulo 21
Ecografía en el tratamiento

de las enfermedades venosas
de las extremidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 359

Robert S. Singh, MD y Spencer W. Galt, MD

Capítulo 22
Anatomía de las venas de las extremidades:

terminología y características
ecográficas de las venas normales . . . . . . . . . . . 369

William J. Zwiebel, MD

Capítulo 23
Técnica para la evaluación ecográfica

de las venas de las extremidades . . . . . . . . . . . . 383
William J. Zwiebel, MD

Capítulo 24
Diagnóstico ecográfico

de la trombosis venosa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 399
William J. Zwiebel, MD

Capítulo 25
Puntos polémicos

en la ecografía venosa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 413
John J. Cronan, MD

Capítulo 26
Ecografía de la insuficiencia venosa . . . . . . . . . . . 423

Marsha M. Neumyer, BS, RVT

Capítulo 27
Enfermedades no vasculares

detectadas durante la ecografía venosa . . . . . 443
William J. Zwiebel, MD

SECCIÓN V

Abdomen y pelvis

Capítulo 28
Anatomía y características

normales de la ecografía Doppler
de los vasos del abdomen . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 455

William J. Zwiebel, MD

Capítulo 29
Ecografía de la aorta,

de las arterias ilíacas
y de la vena cava inferior . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 469

William J. Zwiebel, MD

Capítulo 30
Ecografía tras la reparación

endovascular de un aneurisma aórtico . . . . . . . 489
George Berdejo, BA, RVT y Evan C. Lipsitz, MD

Capítulo 31
Ecografía de las arterias

esplácnicas (mesentéricas) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 505
John S. Pellerito, MD

Capítulo 32
Ecografía de la vasculatura hepática . . . . . . . . . . 517

William J. Zwiebel, MD

Capítulo 33
Ecografía de los vasos renales originales

y de los aloinjertos renales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 539
John S. Pellerito, MD y William J. Zwiebel, MD

Capítulo 34
Ecografía dúplex del útero y los ovarios . . . . . . . 561

John S. Pellerito, MD

Capítulo 35
Ecografía dúplex

de los genitales masculinos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 583
William J. Zwiebel, MD, Carol B. Benson, MD

y Peter M. Doubilet, MD, PhD

Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 607

Índice . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 625

Contenido

Primeras Zwiebel 23/05/08 09:53 Página vi

Page 4

CARACTERÍSTICAS
DEL FLUJO NORMAL

En las arterias normales relativamente rectas, el flu-
jo sanguíneo es laminar, lo que significa que las cé-
lulas sanguíneas se mueven en líneas paralelas. Como
se muestra en la Figura 7-3, el patrón de flujo lami-
nar a veces puede verse en las imágenes de flujo en
color, con velocidades menores cerca de la pared del
vaso y rápidas cerca del centro de la luz, lo que pro-
duce colores diferentes. Es importante tener en cuen-

ta que el flujo no es siempre laminar en los vasos nor-
males. Como se observa en el Capítulo 3, el patrón
laminar se puede romper por la tortuosidad del vaso,
asas o ramas. Estos defectos del flujo normal se ma-
nifiestan en forma de mezclas de colores en las imá-
genes de flujo en color y por un ensanchamiento es-
pectral en el Doppler. El trastorno más notorio del
flujo normal aparece en la bifurcación carotídea (Fig.
7-4), donde el vértice se establece en las porciones
bulbosas de la arteria carótida común (ACC) y la ar-
teria carótida interna (ACI). El tamaño del vértice
parece relacionarse con factores anatómicos, como el
diámetro de la luz arterial y el grado de angulación
que hay entre la ACI y la arteria carótida externa
(ACE).

El carácter pulsátil normal de la ACC, la ACI y la
ACE, tal y como aparece en el Doppler espectral, tie-
ne una gran importancia diagnóstica y exige una es-
pecial atención. El carácter pulsátil normal se usa para
distinguir la ACI de la ACE; además, el carácter pul-
sátil alterado es una pista importante sobre la presen-
cia de una enfermedad carotídea oclusiva. En algu-
nos casos, los cambios de este carácter son la única
indicación de una anomalía carotídea significativa.
Se recomienda revisar las características pulsátiles
normales de la carótida en la Figura 7-5. Este mate-
rial no se repite en ningún otro apartado del texto.

Los límites normales de velocidades en la ACC, la
ACI y la ACE no se han estudiado de forma exten-
sa8-11, y las velocidades pueden variar por las diferen-
cias fisiológicas entre los sujetos. La velocidad sistó-

SECCIÓN II ● Vasos cerebrales

130

A B

Figura 7-2 ◆ Falso diagnóstico positivo de placa debido a un plano de imagen situado fuera del eje. A, Se muestra que la misma
arteria es normal moviendo el transductor muy ligeramente, de manera que el plano de sección pase a través del eje largo (diá-
metro) del vaso. Obsérvense los claros reflejos de la íntima.

Figura 7-3 ◆ Patrón de flujo laminar. Se aprecian sombras ro-
jas oscuras en la periferia de esta arteria carótida común, por-
que el flujo es más lento cerca de la pared. Hay colores más cla-
ros por todo el resto del vaso, en el que el flujo es más rápido.

MARBAN_Zwiebel_Cap_07 26/2/08 11:50 Página 130

Page 5

lica máxima en la ACC no está bien estudiada, pero
la experiencia clínica indica que son infrecuentes ve-
locidades que superen los 100 cm/s. Es notable que la
velocidad máxima sistólica en la ACC aumente a me-
dida que nos movemos en sentido proximal desde la
bifurcación carotídea (hacia el cayado aórtico)12. La
velocidad sistólica máxima aumenta unos 9 cm/s por
cada centímetro de distancia. Esta observación tiene
una importancia considerable, ya que el cociente de
velocidad sistólica medido (estenosis en ACI/ACC;
véase Cap. 9) puede variar de un estudio a otro si la
medida de la ACC se toma a diversas distancias de
la bifurcación carotídea. La recomendación general
es medir la velocidad en la ACC a una distancia es-
tandarizada por debajo de la «horquilla» de la bifur-
cación carotídea. Nosotros usamos 4 cm porque ésta
es la longitud del transductor ecográfico que utiliza-
mos para el estudio carotídeo. Por tanto, el transduc-
tor carotídeo se convierte en una vara de medida prác-
tica. La velocidad en la ACC se mide a la longitud de
un transductor desde la horquilla de la bifurcación.

Se ha publicado que la velocidad sistólica máxima
en la ACI se sitúa entre 54 cm/s y 88 cm/s en los adul-
tos normales (valores medios en la población); debe
observarse que estos valores se aplican a la región
posbulbar de la ACI. Los valores observados dentro
de la porción bulbosa de la ACI son menores y, como
se comentó en el Capítulo 3, las ondas espectrales en

el bulbo pueden tener un aspecto peculiar de un lado
a otro. Se han publicado velocidades sistólicas máxi-
mas en la ACI tan altas como de 120 cm/s en algunas
personas normales, pero estos valores son excepcio-
nales, y una velocidad superior a 100 cm/s debe ver-
se como potencialmente anormal.

La velocidad sistólica máxima publicada en la
ACE es de 77 cm/s (media) en sujetos normales, y
la velocidad máxima no debe superar normalmente
los 115 cm/s. Hay una considerable variabilidad en-
tre los pacientes en cuanto a la velocidad en la ACE
en los sujetos normales, porque el carácter pulsátil
varía notablemente de una persona a otra. (Algunas
personas tienen un máximo sistólico muy afilado,
mientras que otras lo tienen más romo.) Además, la
velocidad en la ACE se puede elevar de forma im-
portante si ésta sirve de colateral que eluda una este-
nosis en la ACI ipsolateral o contralateral. Por tanto,
se pueden encontrar en ocasiones velocidades altas
en la ACI sin una estenosis en la ACE.

IDENTIFICACIÓN DE LOS VASOS

La identificación correcta de la ACE y la ACI es muy
importante, porque se puede cometer un error diagnós-
tico significativo si se identifican incorrectamente es-
tos vasos. Todas las observaciones en la Tabla 7-1

CAPÍTULO 7 ● Hallazgos normales y aspectos técnicos de la ecografía carotídea

131

Figura 7-4 ◆ Proyección en eje largo de la bifurca-
ción carotídea. La zona azul en la porción bulbosa de
la arteria carótida interna representa la zona de inver-
sión normal del flujo. El espectro del Doppler que se
observa en la base de la imagen muestra un patrón al-
terado y de delante atrás debido al flujo anterógrado
y retrógrado simultáneo en esta zona.

MARBAN_Zwiebel_Cap_07 26/2/08 11:50 Página 131

Page 6

en la identificación de lesiones arteriales27. En un es-
tudio experimental de comparación de la ecografía
dúplex y la arteriografía en un modelo canino de le-
sión arterial, la ecografía dúplex resultó significativa-
mente más exacta que la angiografía en la identifica-
ción de laceraciones arteriales28. Estos resultados, sin
embargo, han sido logrados en relativamente pocas
instituciones y a quienes utilizan la ecografía dúplex

para el diagnóstico de lesiones arteriales se les reco-
mienda establecer un mecanismo que les permita eva-
luar los resultados obtenidos en su propio laboratorio.

Los pacientes a quienes se practica una ecografía
dúplex para buscar lesiones vasculares ocultas tras un
traumatismo penetrante en el sistema vascular, se con-
sideran por definición hemodinámicamente estables.
Por consiguiente, no es necesario realizar la explora-

SECCIÓN III ● Arterias de las extremidades

352

Figura 20-16 ◆ Inyección de trombina en un seudoaneuris-
ma. A, Seudoaneurisma unilocular con cuello largo y ancho. B,
Se coloca una aguja calibre 22 en la luz del seudoaneurisma
guiada por ecografía. Nótese que la luz ha sufrido una trom-
bosis parcial espontánea. C, Trombosis completa inmediata-
mente después de la inyección de trombina.

A

B

C

MARBAN_Zwiebel_Cap_20 3/3/08 08:14 Página 352

Page 9

una posición posterolateral y tomar imágenes coro-
nales desde ella. Esta forma es más efectiva en las
personas delgadas y especialmente útil en lactantes y
niños pequeños (véase Fig. 28-18C). En los adultos
gruesos, se puede observar la arteria renal distal si se
coloca el transductor en una posición posterolateral,
pero pudiera no ser posible seguirla hasta la aorta.

Las señales Doppler de la arteria renal tienen un
patrón de flujo de baja resistencia, como puede apre-
ciarse en la Figura 28-18D. En la diástole el flujo an-
terógrado continuo es producto del lecho vascular re-
nal de baja resistencia. Este patrón de flujo se observa
en todos los puntos de las venas renales, incluso en las
ramas intrarrenales5.

VENAS RENALES

Cada vena renal está formada por otras que derivan de
ella y que se unen en el hilio renal. Como se aprecia
en la Figura 28-14, la vena renal izquierda suele re-
cibir a la vena suprarrenal (adrenal) izquierda desde
arriba y a la gonadal (ovárica o testicular) izquierda
desde abajo. La vena renal izquierda pasa entonces
en una posición anterior a la aorta y posterior a la
AMS, para entrar luego al lado lateral de la VCI. La
vena renal derecha, que es más corta que la vena re-
nal izquierda, se extiende directamente hacia la VCI
desde el hilio renal derecho y en general no tiene ve-
nas que deriven de ella.

CAPÍTULO 28 ● Ecografía Doppler de los vasos del abdomen

467

Anterior
superior

Anterior
inferior

Superior

Posterior

Inferior

Uréter

Anterior Posterior

Figura 28-17 ◆ Arborización distal de las arterias
renales.

Ao

VCI

ARD
RD

VRD

B

Ao

VCI

ARI

VRI

Figura 28-18 ◆ Aspecto ecográfico de las arterias y venas renales. A, Imagen transversal de la arteria renal derecha (ARD) y de
la vena renal derecha (VRD). Obsérvese que la arteria yace posterior a la vena cava inferior (VCI) y a la vena renal. Ao, aorta;
RD, riñón derecho. B, Imagen transversal de la arteria renal izquierda (ARI) y de la vena renal izquierda (VRI). De nuevo, la arte-
ria renal tiene una posición posterior a la vena renal. Es importante no confundir la vena con la arteria. Ao, aorta; VCI, vena cava
inferior.

A B

MARBAN_Zwiebel_Cap_28 26/2/08 14:04 Página 467

Similer Documents